domingo, 30 de marzo de 2014

Como se recupera la flexibilidad del cuerpo

A cualquier edad, cuando hemos llevado una vida sedentaria y hemos engordado, notamos que en un corto período hemos perdido mucha de la flexibilidad que teníamos. Es una sensación muy desagradable que nos afecta el estado de ánimo.

Para recuperarla, además de comenzar a comer correctamente, no hay nada mejor que los ejercicios de estiramiento. Comienza a hacerlos lentamente y no te desanimes si no puedes hacer todos los que deseas. Antes de empezar es conveniente mover un poco las articulaciones para calentar los músculos y, poco a poco, verás que podrás estirarte con más facilidad y menos esfuerzo.

Si sientes dolor, haz ejercicios calmadamente, y con el paso de los días te moverás mejor. Al tener flexibilidad reducirás la tensión de tus músculos y aprenderás a relajar el cuerpo, además de mejorar la coordinación. Cuando experimentes que todo tu cuerpo está más ligero y flexible, te sentirás mejor psicológicamente, más positiva y con mucho mejor sentido del humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario