lunes, 21 de abril de 2014

Como se hace un exfoliante para el rostro

Un buen consejo casero para el rostro es un exfoliante natural que contenga elementos que podemos tener en casa, sin necesidad de tener que comprar:

Disuelve jugo de limón en medio vaso de agua con azúcar, de preferencia de grano suave, y mézclalo.
Humedece el rostro con agua tibia
Extiende el producto resultante sobre el rostro limpio con movimientos muy suaves y siempre hacia arriba y evitando frotar la zona de los ojos y labios.
Después de un par de minutos, retira el exfoliante con abundante agua tibia.
Tu rostro recuperará toda su luminosidad enseguida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario